Hipersexualización racial

La hipersexualización racial es también un problema que perpetúa el racismo, pues minimiza el valor de las personas a solo su aspecto físico.

Morocha, personaje del dibujo «La casa de los dibujos» representa una imagen hipersexualizada de la mujer morena.

Tanto en dibujos animados, como en series, películas, comerciales y demás se suele mostrar a las mujeres morenas como bombas sensuales o mujeres voluptuosas que son la fantasía sexual preferida de los consumidores.

Sin embargo, esto solo refuerza el estereotipo de que las mujeres morenas valen casi únicamente por su físico y cuando alguna no cumple con los estándares de belleza exigidos por la sociedad se la descalifica de tal manera que su valor se reduce a su apariencia y no a sus demás cualidades. Este concepto de que las mujeres morenas son más fogosas o sexuales es una idea racista. Además, perpetúa la visión inferior que se le tiene no solo por ser mujer sino por ser morena. Lo cual no agrada a todas las mujeres ya que de la ficción a la realidad, las faltas de respeto a su integridad suceden de forma cotidiana.

En la mayoría de películas de consumo masivo se presentan dos contrastes sobre las mujeres morenas. O bien están al servicio doméstico o son morenas voluptuosas y sexualizadas que no tienen nada más que aportar a la trama. Es casi una fórmula que les garantizó el éxito a las películas y series más tradicionales y sobre todo de los comienzo de los 2000.

Lee también: 5 películas que te harán reflexionar sobre el racismo

«De sangre caliente»

En el caso del Perú, se suele escuchar comentarios hacia las mujeres de la región selva que son «de sangre caliente», «fogosas» y «super sexuales». Sin embargo, esto no es muy diferente a cómo se les ve a las mujeres morenas. El problema sigue siendo el mismo, el valor que se le da es puramente físico debido a su aspecto físico. Quitándole valor y posicionando a las mujeres de la selva como inferiores ante otras, según la perspectiva del exterior.

Hipersexualización racial

Bailarinas de cumbia de orquestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *