Racismo en el Perú

Racismo y Discriminación étnico-racial: diferencias entre estas dos taras de la sociedad

En pleno siglo 21, el racismo y la discriminación étnico-racial continúan afectando a la sociedad mediante diversas manifestaciones. En la presente nota te cuento cuales son sus diferencias y las razones para erradicar estas taras de la sociedad

Racismo, un problema de nunca acabar en el Perú

El Estado peruano ha creado una web que se denomina Alerta contra el racismo. Con ello, ya podemos inferir que este problema viene arrastrándose desde hace mucho tiempo en nuestra nación. Ponerlo como un tema de estado eleva el inconveniente a un nivel relevante y es bueno que se visibilice que a pesar de ser condenado, el racismo sigue presente.

Lee también: ¿Existe apropiación cultural en un país pluricultural como lo es el Perú?

Según la Real Academia Española, el racismo es una exacerbación del sentido racial de un grupo que suele motivar la discriminación o persecución de otro u otros con los que convive. Esto en Perú ha mutado a una denigración de las personas por su color de piel: siempre son señalados y menospreciados.

En el Perú, según la web del Estado, la discriminación por la raza o racismo cuenta con más de un millón de afectados: el 81% afirmó que la «discriminación ocurre todo el tiempo y nadie dice nada». Del mismo modo, el 79% de la población afirma que «El Perú es un país racista».

No obstante, se confunde a la ideología (racismo) con las acciones discriminatorias por raza, como en este caso explicaré lo que significa la discriminación étnico-racial.

Discriminación étnico-racial: el acto del racismo personificado

El Gobierno, en su web Alto al racismo, aclara lo siguiente: «Cabe señalar que un término asociado a la discriminación étnico – racial, y que suscita más de una equivocación, sería el racismo».

Luego prosigue: «El racismo es ‘una ideología basada en que los seres humanos podemos ser categorizados en razas, esta categorización se fundamenta en características físicas y/o biológicas de los seres,  y postula que dentro de esta categorización existen algunas razas que son superiores a otras'».

Por último, concluye lo siguiente: «Entonces, la discriminación étnico racial hace referencia al acto mismo. También es posible señalar que la discriminación étnico- racial se encuentre basada en una ideología racista».

Lee también: 5 TIPS para evitar la discriminación étnico-racial en tu vida diaria

Con esto aclarado, podemos afirmar que los números presentados anteriormente son alarmantes, puesto que se ha naturalizado de forma peligrosa la discriminación étnico-racial en el país.

Y esto es evidente con las industrias culturales como sucedió hace años con figuras como el ‘Negro Mama’ o la ‘Paisana Jacinta’. Asimismo, los titulares de los diarios tampoco ayudan con este problema, puesto que también usan estereotipos para referirse a las personas de tes oscura. Por último, la televisión tampoco ayuda, normalizando adjetivos como «negrito», «pantera», entre otros.

¿Es una causa perdida? Para nada. El país debe comprender este problema, visibilizarlo y sobretodo, condenarlo. En el país, existen normativas acerca del racismo y la agenda del Gobierno indica que estamos caminando hacia la inclusión social.

El Estado explicó lo siguiente: «La inclusión social verdadera toma lugar cuando absolutamente todos los miembros de una comunidad pueden vivir en armonía en un mismo lugar».

Es decir, que la inclusión en nuestro país se dará cuando aceptemos a los miembros de diferentes partes del Perú como ciudadanos y ciudadanas.

Con esto se pretende erradicar lo que denominamos: Racismo y discriminación étnico-racial: dos taras de la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *